Lo que debes saber sobre el nuevo sistema de lenguaje catalán

La lengua catalana es reconocida en todo el mundo como uno de los idiomas más bellos y extensos, formando parte del compendio de lenguas que se habla en la Unión Europea.

Decimos esto porque el catalán se encuentra en cierta manera bajo amenaza, debido a que el gobierno de España se propone modificar un sistema de lenguaje que ha funcionado de las mil maravillas durante estas tres últimas décadas.

Todo esto surge con motivo de las insurrecciones independentistas que se han iniciado en territorio catalán. El veto lingüístico produce por el hecho de que Catalunya ya no es más una comunidad autónoma, y el gobierno nacional ha hecho valer su gobierno directo para implementar esta medida.

Lo que llama la atención es que en la actualidad todas las escuelas en Catalunya tienen al catalán como un idioma de trabajo, donde se incluye aprender a hablar inglés además del español.

El cambio que se evidencia es que el gobierno ofrece a los padres elegir a los padres por sus hijos qué idioma hablar, si el catalán o el español, y la elección sería el primer idioma de enseñanza.

Dificultades que no son recientes

Al parecer esta medida no tiene muy contentos a los padres que desean que sus hijos adopten la lengua que posiblemente hablaron sus padres y abuelos; no solo los padres muestran indignación, sino los partidos políticos y la comunidad educativa.

La última vez que se produjo un veto lingüístico en España fue durante la dictadura franquista, y luego de casi 40 años de dictadura es que se incluye la restauración del idioma catalán a finales de los años 70.

En el transcurso de estas cuatro décadas se criminalizó el uso de la lengua catalana en España, por lo que se llegó al extremo de que los padres ni siquiera podían darles a sus hijos nombres en catalán, y mucho menos podía inculcarse el idioma en las aulas de clase.

Esto significa que al final de la dictadura quienes hablaban catalán medianamente eran los adultos mayores, mientras que los niños jamás habían escuchado vocablo alguno en este idioma, y por supuesto nadie podía enseñar esta lengua.

Una visión al panorama actual

Las autoridades regionales de gobierno, la sociedad civil y varios partidos políticos apoyan la enseñanza de la lengua catalana, lo que a su vez indica el rechazo a estas medidas de veto. Y no solo eso, sino que luchan por que esta herencia lingüística prevalezca por mucho tiempo.

Lamentablemente la situación ha cambiado sustancialmente y el departamento de educación catalán es controlado por Madrid por primera vez. Lo que definitivamente se espera es que el desacuerdo no trascienda a protestas y deban intervenir los organismos de seguridad locales.

A pesar de que se ha hablado mucho de la inmersión lingüística por parte del gobierno nacional, el presidente Rajoy ha dado pocos detalles sobre la medida. Los habitantes se preguntan continuamente si es capaz de prevalecer la cohesión social ante este tipo de decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *